Ingredientes

Para la masa:

– 50 gr. de aceite de oliva suave

– Piel rallada de ½ limón (sin parte blanca)

– Una cucharadita de matalauva (granos de anís levemente majado)

– 50 gr. de licor de anís dulce

– 110 gr. de azúcar

– 3 Huevos

– 18 gr. de levadura en polvo (1 sobre)

– 400 gr. de harina de trigo

– Una pizca de sal

Y además necesitamos…

– Bandeja de hornear

– Papel sulfurizado

Ingredientes para el glaseado:

– 1 Clara de huevo

– Una pizca de sal

– 8 Gotitas de zumo de limón

– Una cucharadita de licor de anís dulce

– 180 de azúcar glas

Utensilio necesario:

– Aspas giratorias

Elaboración

Para la masa:

1) Ponemos el aceite en la jarra de nuestra Mastermix Plus®, incorporamos la ralladura de limón y los granos de anís levemente majados con un mortero. Programamos 4 min. / 100ºC / Vel. 1.

2) Agregamos el licor de anís junto con el azúcar y los huevos. Mezclamos 10 seg. / Vel. 4.

3) Añadimos la harina previamente tamizada con la levadura y la sal. Seleccionamos Función AMASAR – 1 minuto.

4) Disponemos la masa en una superficie plana de trabajo previamente enharinada y dejamos reposar, cubriéndola con un paño de 20 a 25 minutos.

5) Precalentamos el horno a 200ºC.

6) Cubrimos la bandeja de hornear con papel sulfurizado.

7) Con las manos siempre engrasadas, vamos cogiendo porciones y dándole forma a las rosquillas, colocándolas sobre el papel sulfurizado.

8) Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y horneamos de 15 a 18 minutos.

9) Finalizado el horneado, retiramos y dejamos templar.

Para el glaseado:

10) Ajustamos las aspas giratorias sobre las cuchillas.

11) Ponemos la clara, la sal y el zumo. Programamos 3 min. / Vel. 3.

12) Agregamos el anís. Programamos 3 min. / Vel. 3 y vamos incorporando poco a poco el azúcar glas a través del bocal de la tapadera.

13) Bajamos los restos adheridos a la pared de la jarra y programamos 1 min. / Vel. 3. Vertemos sobre una fuente amplia.

14) Sumergimos los roscos en la glasa (solo la parte superior), volvemos a colocarlos sobre la bandeja de hornear y dejamos endurecer con el calor residual del horno.

15) Una vez fríos y endurecida la glasa, podemos conservarlos en cajas de cartón o de lata, donde se mantendrán perfectos de 10 a 15 días.